Programa

Resumen del Programa previsto – verano del 2018

A  modo de resumen, las actividades que se desarrollan giran entorno al conocimiento de la naturaleza asturiana, especialmente al oso pardo, pero también a las formas de vida de los pueblos de montaña, la ganadería, los ecosistemas, los anfibios, las aves… Para ello, haremos salidas diarias para conocer la naturaleza, oir los sonidos del bosque, seguir e identificar los rastros de la fauna, intentar avistar búhos, lobos, rebecos, corzos, osos, pájaros del bosque, animando en todo momento a los participantes al estudio de la naturaleza con el mayor respeto por ella.

Este es sólo un resumen, aquí no encontraréis el programa completo ni la lista de lo que los participantes han de traer, eso tenéis que solicitarlo por correo electrónico en ecotur@hotmail.es  Los primeros días transcurren con juegos de conocimiento, de presentaciones, conocimiento del pueblo y las formas de vida tradicionales en los pueblos de montaña.

Momento de las presentaciones

Los días posteriores ya son rutas diarias por el parque natural de Fuentes del Narcea, Degaña e Ibias; un día por las cumbres, otro días por los bosques, otro día por los ríos… Rutas de entre 4 y 6 km. aprox para los niños de 8 a 12 años y de 6 a 12 km. para los de 12 a 16 años. Normalmente, estamos todo el día en el monte, salimos después del desayuno y regresamos por la tarde y, si está buen tiempo, merendamos junto al río para darnos un baño.

Baño en el río del Coto, al lado del Albergue.

Baño en el río del Coto, al lado del Albergue .

Las rutas están diseñadas en función de la edad del grupo participante y como evaluaciones de los años anteriores. Se hacen a paso normal o lento, para ir viendo huellas, aves, rastros y hacer explicaciones sobre todo lo que se va viendo; flora, bosques, problemas ambientales como incendios, manejo de la ganadería, aves, etc. por lo que no suelen ser rutas fatigosas para los participantes.

Durante estos días, iremos intercalando amaneceres y anocheceres. Voluntarios. Esto quiere decir que algún día nos levantaremos a las 5 de la mañana para subir, en vehículo, a las cumbres y esperar allí al amanecer, ver el paisaje y observar fauna, regresando a desayunar todos juntos al albergue a las 9,30 de la mañana. Los anocheceres son, después de la cena, subir al mismo lugar y hacer un corto paseo nocturno, para escuchar búhos, explicar constelaciones en el limpio cielo e intentar escuchar los aullidos de los lobos, explicando la biología de esta especie. Se regresa sobre la 1 de la madrugada a dormir al albergue.

 

Amaneciendo en la alta montaña para observar al oso o al lobo

Amaneciendo en la alta montaña para observar al oso o al lobo

Se harán varias de estas actividades al objeto de que participen todos los que lo deseen, ya que cada actividad está diseñada para un máximo de 8 participantes.

Durante estos amaneceres es muy habitual observar los típicos “mares de niebla” que se forman en estos valles por influencia del mar Cantábrico sobre estas montañas de la Cordillera, por lo que suelen ser espectaculares, además de ser un momento idóneo para observar la fauna, para lo que llevamos prismáticos y telescopios; la observación del lobo es posible, así como el corzo.

Otro día “descansamos” un poco visitando Cangas del Narcea y a los artesanos de la zona, que enseñan a los participantes cómo se hacen piezas de madera y de cerámica, como las madreñas, los xarros de Llamas del Mouro, etc. También se visita un molino en funcionamiento, todo ello con el fin de conocer también las formas de vida en estas montañas.

Conociendo la artesanía asturiana, las madreñas

Conociendo la artesanía asturiana, las madreñas

Otra de las actividades típicas de estos campamentos es el vivac en la montaña. Supone una aventura para muchos participantes que nunca durmieron de tienda de campaña en el monte, con los sonidos nocturnos, con el techo de estrellas y el olor al humo de la hoguera. Si está buena noche, solemos dormir únicamente con el saco de dormir sobre la esterilla, aunque llevamos tiendas de campaña por si la noche no fuera tan buena.

En esta actividad estamos dos días fuera del albergue. Se combinan rutas, paseos, visitas a artesanos y canoas. Todo ello con la sensación de dormir en el monte y poder ver las estrellas, escuchar a los búhos y lobos y contar historias al lado de la hoguera. Este día podemos moverlo en función del tiempo que haga.

Vivac

Vivac

Durante las cálidas tardes, también aprovechamos para el baño en el cristalino río del Coto, buscando anfibios o disfrutando de los pozos del río, merienda con los amigos en un prado a la orilla del río y momento, en definitiva, de relax.

IMG_7211

Entre todas estas actividades, intercalamos algunas charlas en el albergue sobre el oso, el lobo y el urogallo, mediante proyecciones comentadas. Además, durante las cenas y desayunos, se proyectan vídeos medioambientales.

charla

En definitiva, se trata de 10 días de convivencia en la naturaleza en los que procuramos que los participantes aprendan muchas cosas sobre la naturaleza y también que vivan la aventura que, a veces, por su vida en un entorno urbano, no se pueden permitir, como son los amaneceres en las cumbres, las rutas nocturnas siguiendo al lobo, los descensos en canoa o dormir al aire libre.

fotos Silvia 608

A dormir!! El momento del descanso, en el Albergue Vega de Hórreo

A dormir!! El momento del descanso, en el Albergue Vega de Hórreo

Vega de Hórreo, la aldea donde transcurre el campamento.

Vega de Hórreo, la aldea donde transcurre el campamento.

Intercalamos también en el programa de actividades una serie de talleres medioambientales para que, con una serie de trabajos manuales, los niños-as tengan algunas nociones de cómo ayudar a los animales o investigar la naturaleza. Por ejemplo, se trata de talleres de cajas-nido y comederos de aves; construcción de un hide o escondite para observar fauna; estudio de huellas con moldes de escayola y láminas de plástico; estudio de egagrópilas y plumas de aves…

Taller de cajas-nido

Taller de cajas-nido

Otra de las actividades que solemos hacer es acercar a los participantes a los juegos y tradiciones rurales de esta zona, como el bolo vaqueiro. Allí, pueden conocer las reglas de este juego tradicional y practicarlo.

4aSergio, en la bolera de Bimeda, explicando las reglas del juego.

3a

Se alternan noches de juegos, gymkanas y una obra de teatro el último día. Pero la observación y estudio de la fauna de las montañas del oso pardo, serán las principales actividades.

Durante estos días, enseñamos también a los niños-as a manejar guías de campo, prismáticos y telescopios, animándolos a la observación de los animales salvajes en las montañas, así como familiarizándolos con los sonidos que emiten distintos animales.

1laa

Observando los zarpazos y pelos del oso en un tronco del bosque.

Observando los zarpazos y pelos del oso en un tronco del bosque.

Les animamos a interpretar los rastros de la fauna, los indicios que dejan los animales en el bosque, identificar los sonidos de las aves, guardar silencio… en esta escuela de naturalistas.

Momento de la merienda en el jardín del albergue

Momento de la merienda en el jardín del albergue

Pide el programa completo en ecotur@hotmail.es

Explicando la importancia de los bosques autóctonos

Una auténtica escuela de naturalistas, desde 1995

Albergue Vega de Hórreo Tfnos.: 985918868 y 609547788

Estudiando la calidadd de las aguas de los ríos

Anuncios